Desde Anillarte te proponemos cuatro planes para recargar pilas y vivir vuestro amor a tope el resto del año. Porque, por supuesto, no sólo tenemos que cuidar nuestra historia de pareja a mediados de febrero. Pero San Valentín es el día perfecto para darle el empujón que necesita.

-Maratón de series.

Sólo necesitáis el sofá, un bol de palomitas y una manta para visionar un capítulo tras otro de vuestras series preferidas. Un necesario descanso entre trama y trama puede ser ideal para revivir vuestra primera declaración de amor.

-Sesión de Selfies sensuales.

Un San Valentín perfecto ha de tener también su dosis de cortejo y de seducción. Dile lo importante que es para ti este día con imágenes que nunca olvidará. Elige tus mejores poses para hacer subir la temperatura. Un teléfono móvil y tu ingenio y creatividad son los únicos ingredientes obligatorios

-Cena sin ataduras.

No esperes encontrar la mejor cena para dos en un restaurante de lujo. La opción ideal es reservar mesa en vuestra cocina. Apuesta por una velada romántica en casa, donde los límites sólo los ponga tu imaginación. Enciende las velas, ejerce de chef y vivid una noche sin reglas.

-Ruta romántica .

Alejaos del estrés y disfrutad de un relajante paseo por alguno de los parques de vuestra ciudad,  un espacio romántico y tranquilo donde disfrutar de una conversación agradable en donde los besos no pueden faltar.